Notas y artículos

Productos saludables: Del dicho al hecho

Prácticamente todas las personas son conscientes de que existe una nueva tendencia de consumo y alimentación: ir (o volver?) a lo saludable; a productos más naturales, orgánicos o con menos insumos modificados artificialmente.

Y digo que prácticamente todas las personas tienen esta consciencia porque es parte del día a día, no es necesario trabajar en la industria o leer informes o estudios para saberlo. En TV se ven nuevos productos que destacan sus atributos saludables todo el tiempo, por la calle se ven cada vez más cadenas de comida orgánica o natural, en las noticias se ven artículos en contra de las grasas trans o de los efectos de tal o cual químico en la calidad final de los alimentos, etc.

Pero también se acompaña con una gran proliferación de cadenas de gimnasios, una moda por las maratones y el running como nunca lo hubo, el crecimiento de bici-sendas en numerosas ciudades de la región.

Y para completar, hay que decirlo, existen todo tipo de iniciativas privadas y públicas para educar a la población acerca de los riesgos y beneficios en la alimentación. Por todo lo dicho antes, no se le puede escapar a nadie que estamos viviendo una época de máxima conciencia acerca de la vida saludable y cómo lograrla.

Pero viendo esta enumeración de hechos, uno sospecharía que la población entonces se encuentra en un estado aceptable (por no decir óptimo) en cuanto a su condición física y salud. La respuesta es un rotundo NO. Según Nielsen en América Latina casi el 60% de las personas sufren sobrepeso (58%), por encima de la media mundial de 53%. Y tenemos en la región algunos casos icónicos a nivel mundial: México es el país número 1 del planeta en obesidad y sobrepeso infantil y el número 2 en adultos.

Pero Argentina y Chile lo siguen de cerca. Y los efectos de la obesidad y la mala alimentación no dejan de mostrarse: la causa número 1 de muertes en México es por Diabetes. Y países como Argentina y Chile también muestran números de diabetes asociadas a la alimentación muy elevados. Pero lo más preocupante son los datos de las personas que sufren diabetes pero no han sido diagnosticadas: el 50% no sabe que padece la enfermedad en Mexico, según datos de la UNAM. Las razones del crecimiento en los índices de obesidad a pesar de todas las tendencias saludables que se ven? Los expertos coinciden en que las mejoras de ingresos en la clase media de la región hacen que exista un consumo superior de bebidas artificiales con azúcar, al igual que comidas rápidas.

También los estilos de vida más sedentarios por falta de tiempo hacen que se ejercite menos, se pase más tiempo en el auto o en la oficina y se tenga menos tiempo para cocinar, lo que lleva a consumir más comida elaborada o pre-elaborada.

Y cómo impacta esto en el shopper? Bueno, se sabe que hay nacionalidades que culturalmente le dedican más tiempo y recursos al cuidado corporal, por ejemplo los brasileros. Según la publicación Social Indicators Research ocupan el 4to lugar mundial en ciudado corporal (detrás de Turquía, Corea y Japón).

No es sorprendente entonces que (según Nielsen) junto con Colombia, Brasil sea el país con mayor participación de productos saludables en la canasta de compra (23%) cuando en México es tan sólo del 11%. En el mismo estudio Nielsen muestra que los shoppers de nivel socioeconómico Alto gastan un 41% más en productos saludables, lo que muestra 2 barreras para el acceso a este tipo de categorías: precio y educación.

Hay otros datos interesantes en el estudio a saber: – Que el 30% de los hogares hacen el 70% del gasto de productos saludables; – Que normalmente sólo compran marcas conocidas; – Que un carrito con productos saludables lleva aproximadamente 40% más de productos perecederos; – Que un carrito “saludable” cuesta más del doble que uno regular; – El sabor es clave en la recompra del producto.

Y todos estos datos que muestran el “diagnóstico” de la población, sumado a los datos concretos de comportamiento a la hora de comprar se contrapone en gran medida con lo que dicen los consumidores: más del 70% de los consumidores en Colombia señalan que es muy importante que los productos sean totalmente naturales, y el 51% dice que prefiere que no tengan modificaciones artificales.

Entonces esta gran tendencia mundial y regional de “wellness” o bienestar o productos saludables…¿Es para todos? El desafío para volcar más consumidores a este tipo de productos es seguir desarrollando propuestas de calidad, seguir educando al shopper acerca de los beneficios de estos productos y por último, no exceder el umbral de precio que hace que un shopper decida abandonar la categoría.

Es una buena noticia que compañías como Nutresa, Colombina y Freshii apuesten cada vez más al segmento de los productos naturales, orgánicos y saludables.

 

Para leer la nota en formato original: http://america-retail.com/opinion/productos-saludables-del-dicho-al-hecho